WEBINAR LA MIRADA ASISA: ¿ Ha desplazado la COVID 19 la asistencia a otros pacientes ?         

ACTIVIDADES 2020


La Dra. Mª Tormo Dominguez, Directora de la Red de Cátedras de ASISA promueve una serie de Seminarios por vía telemática (webinars) con la participación en diferentes días de todas las Cátedras de la Red, bajo el titulo genérico de "La mirada ASISA". 

La COQ ha participado el día 2 de diciembre en el  Webinar 2 " ¿ Ha desplazado la COVID 19 la asistencia a otros pacientes? " con un análisis del Prof. Garcia Villanueva sobre "La repercusión de la pandemia (COVID 19) en la asistencia oncológica", y unas consideraciones del        Prof. Carda Abella sobre ¿ Con qué nos debemos quedar  de lo aprendido en la pandemia ? "


PROF. AUGUSTO GARCIA VILLANUEVA

La pandemia Covid-19, sobre todo en su primera oleada, colapsó el sistema sanitario de nuestro país. A pesar de este entorno caótico se hicieron enormes esfuerzos para mantener la actividad asistencial oncológica, que no obstante se vió seriamente perjudicada.

Gracias al sacrificio, el afán de superación y de colaboración entre todos los profesionales sanitarios; sociedades médicas y científicas; gestores; pacientes y de la sociedad en general , posibilitaron la elaboración de guías clínicas provisionales, circuitos de seguridad , adaptación acelerada de nuevos espacios y protocolos, nuevos criterios de ingreso y de relación con los pacientes, comités hospitalarios multidisciplinares , modificación de las rutinas asistenciales, etc. , se paliaron los efectos devastadores de la pandemia sobre la asistencia oncológica.

PROF. PEDRO CARDA ABELLA

Como ha explicado el Prof. García Villanueva la pandemia COVID-19 ha tenido un impacto determinante sobre la asistencia de los pacientes oncológicos. 

Ya se ha evidenciado que la pandemia ha cambiado por un lado aspectos asistenciales de los pacientes quirúrgicos oncológicos de "forma". La desviación de recursos ha obligado a tomar una serie de medidas extraordinarias a las que ya se ha referido el Prof. García Villanueva. En una palabra todo el ritmo de trabajo en el tratamiento del paciente oncológico se ha modificado.

Pero una consecuencia mas importante ha sido que los cirujanos han tenido que cambiar aspectos de "fondo" en el manejo de los pacientes oncológicos. Tendremos que esperar a tener datos sobre las consecuencias de la aplicación de los protocolos de priorización, de las pautas de prolongación de neoadyuvancia, de los retrasos de las pruebas diagnosticas, etc. para poder evaluar rigurosamente el manejo quirúrgico de los pacientes oncológicos durante la pandemia.

Ahora bien, todos estos datos sobre la oncología quirúrgica y todas las medidas que se han ido tomando durante la pandemia han cambiado las reglas del juego. Tenemos sin duda la obligación de no desperdiciar lo aprendido durante la crisis, y adaptarnos a las nuevas situaciones aceptando la evidencia de que el COVID esta acortando los tiempos y que a corto plazo, valga la redundancia, todo va a seguir ocurriendo muy rápidamente.

Muchos de los cambios que ha tenido la oncología quirúrgica durante la pandemia serán sin duda transitorios pero otros han llegado para establecerse como nuevos estándares de actuación. Habrá dificultades para evaluar que cambios han sido beneficiosos y deben quedarse, y que aspectos "antiguos" debemos recuperar y podríamos decir "reimplantar" . No me atrevería a decir que vamos completamente a un nuevo modelo en la asistencia y el manejo de los pacientes onco-quirúrgicos pero algunos de estos cambios , ya constituyen la llamada "nueva normalidad".

Podemos agruparlos en:

.- Seguridad en las actividades estrictamente quirúrgicas: EPIS, serologías, protección, extracción de humos etc..

.- Seguridad en consultas y hospitalización.

.- Interacción y comunicación con el paciente y familia

.- Expansión de herramientas y recursos digitales: telemedicina, cursos on-line, webinars, congresos, enseñanza.

Sin duda uno de los hechos mas importantes que han sucedido durante la pandemia y que mas repercusión va a tener en la evolución de la oncología quirúrgica que nos ocupa es el de la expansión de las herramientas y recursos digitales. Podríamos decir que con motivo de la pandemia "todos los ciudadanos de una forma u otra , y con mayor o menor intensidad, se han digitalizado". 

Esta nueva era tecnológica se estaba desde luego vislumbrando pero el COVID ha , como dijimos antes, acortado los tiempos de forma drástica y la digitalización en relación con la oncología quirúrgica que nos ocupa ha llegado de repente y desde luego para quedarse.

Quisiera referirme a los dos cambios mas importantes que traen los recursos digitales a la oncología quirúrgica.

El primero es en la relación medico-paciente, eje ético principal en la actividad medica y desde luego quirúrgica. La separación física que ha ocasionado la pandemia se esta substituyendo por una relación a distancia mediante todos los instrumentos digitales que forman la llamada telemedicina.

Pero aceptando que los pasos dados en telemedicina van a formar parte de nuestra actividad en el futuro post-pandemia tendremos que tener en cuenta una serie de principios en la utilización de las herramientas digitales de comunicación, si no queremos que surja la vivencia de "deshumanización en la relación medico-paciente".

.- un cierto nivel de relación presencial es indispensable en el paciente oncológico. Hay que evitar el que "el medico no quiere vernos".

.- se debe mantener una vinculación del paciente con "su" cirujano y con "su" servicio y no perder una relación de confianza.

.- los pacientes deben aceptar este tipo de relación y para conseguirlo hay que explicar por que se utilizan los medios telemáticos , cuales son sus ventajas y como se procurara minimizar sus inconvenientes.

.- evaluar la capacidad de los pacientes para comprender lo que se le esta transmitiendo y para participar en las conversaciones con el médico.

.- mantener una sensibilización hacia los valores, la autonomía y la cultura de los pacientes y sus familiares.

Los recursos digitales han sido aceptados y asumidos como inevitables y desde luego han sido de gran ayuda durante la pandemia tanto en la asistencia como en la comunicación con los enfermos oncológicos.

Ahora bien al menos en nuestra especialidad no caigamos en un modelo "científico-elitista" , que tan bien conocen los que se preocupan de la humanización de la medicina, primando tanto la importancia de la tecnología de la comunicación que no quede lugar para las emociones. Gregorio Marañón decía que la menor manera de hacer una historia clínica y comunicarse con los pacientes era a través de una silla. Guardemos un pequeño sitio para emociones y sillas.

La pandemia se ha convertido en banco de pruebas y acelerador de nuevas tecnologías y además con una velocidad que era difícil de prever. La supresión y prohibición de todas las reuniones durante el confinamiento ha tenido como consecuencia inmediata la expansión de multitud de herramientas y recursos digitales por todos conocidos. Esta webinar es un ejemplo mas.

Telemedicina, cursos on-line, congresos digitales etc. etc. si que desde luego han llegado para quedarse, y ha sido fascinante ver con que fuerza y a que velocidad estos recursos se han desarrollado, se han difundido y se han aceptado.

No voy a referir las características responsables del éxito de estas herramientas, porque expertos hay que las han sobradamente analizado.

Pero a nivel de una actividad como la oncología quirúrgica si que quisiera hacer una reflexión. Será indispensable establecer un propósito para la utilización de todas las herramientas de comunicación no presencial, que se basaría en tres aspectos:

.- mejorar la productividad asistencial, científica y docente

.- fomentar la creatividad y la innovación

.- promover la colaboración entre los profesionales que se dediquen a la oncología quirúrgica. La transmisión de datos y tecnología es una gran facilitadora de colaboración, evita fricciones, permite reconocer talentos y mejores prácticas.

Termino con el aforismo empresarial "What got you here... won´t get you there" , lo que nos trajo hasta aquí no es lo que nos llevara hacia delante. Tendremos que transformar y adaptar al futuro todo lo que hemos aprendido y seguir desarrollando todas las buenas capacidades que hemos descubierto que tenemos con motivo de la cris